Torresol O&M | Torresol Energy

Torresol O&M

Nuestra empresa de Operación y Mantenimiento

Torresol O&M (TOM) es una empresa creada por Torresol Energy, altamente especializada en la explotación de plantas solares termoeléctricas. Está formada por un equipo de profesionales altamente cualificados, cuya misión es la de operar y mantener, de una forma eficiente, tanto plantas de tecnología de torre central como centrales de captadores cilindroparabólicos. La experiencia acumulada por un gran número de profesionales a lo largo de estos últimos años avala los conocimientos de Torresol O&M en el área termosolar.

Las plantas de Torresol Energy tienen una gran eficiencia energética y unas características excepcionales de disponibilidad y despachabilidad (capacidad de generar electricidad en función de la necesidad de la red, gracias a su almacenamiento térmico, que permite gestionar la producción a demanda), lo que las sitúa en la vanguardia mundial en generadores de energía de origen termosolar. Este elevado contenido tecnológico de las centrales de Torresol Energy implica la instalación de un importante número de equipos y sistemas electromecánicos y de control, cuya correcta operación y mantenimiento resultan esenciales para el óptimo funcionamiento de las plantas.

Por ello, en Torresol Energy tenemos como objetivo no sólo contar con la tecnología termosolar de referencia, sino también con el conocimiento y las técnicas específicas que permiten operar y mantener este tipo de instalaciones de una forma óptima y eficiente.

Las soluciones que Torresol Energy aplica en sus plantas solares termoeléctricas se sitúan a la cabeza de la tecnología de energía solar por concentración (CSP). Prueba de ello es la planta Gemasolar, primera central en operación comercial con tecnología de torre central con receptor de sales fundidas y sistema de almacenamiento térmico, basada en soluciones desarrolladas por SENER.

La experiencia acumulada por los miembros de Torresol O&M sirve también para el entrenamiento de operadores de plantas de segunda generación, como las que SENER construye en Marruecos o Sudáfrica.