Historia | Torresol Energy

Historia

Torresol Energy comienza a fraguarse en 2007, cuando SENER decide promover sus propias instalaciones solares termoeléctricas y aplicar en ellas sus desarrollos tecnológicos más innovadores que, de este modo, pueden probar su eficiencia a escala comercial. Así, SENER se compromete a invertir en su propia tecnología a largo plazo, construyendo y operando las centrales solares termoeléctricas más innovadoras, eficientes y rentables. Para acometer este importante reto identificó a MASDAR como socio ideal. Ambas empresas compartían la misma visión sobre el desarrollo de la energía solar termoeléctrica, cuyo potencial, al provenir de una fuente inagotable, completamente limpia y, abundante en el planeta y gracias a unos desarrollos tecnológicos que permiten que sea gestionable, al lograr su almacenamiento en forma de calor, debía convertirla en una de las principales fuentes energéticas a escala global.

De este modo, en 2008 se constituyó Torresol Energy, controlada en un 60 % por SENER y en un 40 % por MASDAR.

En 2008 comienza la construcción de la planta Gemasolar en la provincia de Sevilla (España). En la primavera de 2009 se inició la construcción de dos plantas más, Valle 1 y Valle 2, dotadas con tecnología de captadores cilindroparabólicos (CCP), concretamente con el sistema SENERtrough®, y situadas en la provincia de Cádiz (España).

Para el conjunto de los proyectos, puestos en funcionamiento a lo largo de 2011, y cuya inversión ascendió a prácticamente 1.000 millones de euros, Torresol Energy cerró líneas de financiación a largo plazo bajo la modalidad de ‘Project Finance’, lo que le permitió contar con el apoyo continuado de entidades financieras españolas e internacionales.

La eficiencia operativa de la compañía le ha facilitado sortear los cambios regulatorios, adaptando la estructura financiera de los negocios al nuevo entorno, para hacer posible la explotación continuada de las instalaciones y asegurar su rentabilidad.