11 julio, 2016

Espectaculares imágenes aéreas de Gemasolar tomadas desde el avión sin gasolina Solar Impulse

Gemasolar, la planta solar térmica más innovadora del mundo, propiedad de Torresol Energy —una joint venture entre el grupo de ingeniería y tecnología SENER y Masdar— ha sido fotografiada desde el aeroplano sin combustible Solar Impulse, que aterrizó en Sevilla (España) el jueves 23, días antes de completar su histórico hito de circunnavegar el planeta sin usar combustibles fósiles. El 11 de julio, poco después de despegar de Sevilla camino a El Cairo (Egipto), Solar Impulse voló sobre la planta solar para captar su emblematica imagen en una fotografías espectaculares.

El interés de Solar Impulse por Gemasolar, un icono mundial de sostenibilidad, se enmarca dentro del objetivo compartido entre estos proyectos de innovación: fomentar el uso de energía solar en el planeta. De hecho, ambos son sistemas pioneros en cuanto a que pueden almacenar energía solar y mantenerse en funcionamiento de forma ininterrumpida gracias a su capacidad de almacenamiento. Otro punto en común es el patrocinio de Masdar, una empresa de los Emiratos Árabes Unidos cuya misión es la de dar mayor peso a las energías limpias en el mix energético global.

Solar Impulse es un aeroplano cubierto por 17.000 células fotovoltaicas que alimentan directamente los motores eléctricos del vehículo, o bien cargan sus baterías de iones de litio para sustentar el vehículo durante las horas nocturnas. Es el único aeroplano de vuelo perpetuo, capaz de volar día y noche con energía solar sin consumir una gota de combustible. Para demostrar las capacidades de la energía solar, el avión ha culminado la primera vuelta aérea al mundo con energía solar, que finalizó el pasado 25 de julio en Abu Dabi, tras partir de esta misma ciudad en marzo de 2015.

Por su parte, Gemasolar es una planta pionera que utiliza, a escala comercial, tecnología de torre central y sistema de almacenamiento térmico en sales fundidas, además de diversas soluciones tecnológicas desarrolladas por SENER, un líder mundial en el mercado de energía solar por concentración (CSP, por sus siglas en inglés). Gracias a su sistema de almacenamiento a altas temperaturas, la planta puede seguir produciendo electricidad durante 15 horas sin energía solar. Esto significa que la generación no se detiene y puede responder a las demandas de la red, uno de los puntos débiles tradicionales de las energías renovables. Actualmente operada por Torresol Energy, esta planta lleva en funcionamiento desde 2011 y sus resultadossuperan las expectativas. Hoy en día, es todo un referente en el sector de las renovables, con el reconocimiento de los varios galardones internacionales obtenidos. También se ha convertido en la imagen de eventos internacionales de prestigio.

Tras contemplar las imágenes de Gemasolar tomadas por Solar Impulse, el director de la planta, Raúl Mendoza, destacó “el espíritu común de dos proyectos de ingeniería que han sorprendido al mundo, dos hitos tecnológicos alimentados exclusivamente con la energía del Sol”. Y añadió: “Como ya lo hiciera Gemasolar desde su entrada en servicio comercial en 2011, Solar Impulse está demostrando al mundo que es posible confiar en la energía solar para nuestras actividades diarias. El futuro irá de la mano de las fuentes renovables, siempre que sigamos desarrollando tecnologías fiables y exitosas para que esta energía sea una opción económicamente competitiva y, por lo tanto, una alternativa real y sostenible a los combustibles tradicionales”.


Comparte este post: